twitter

@BayerEspana

«Baia» viaje
Innovación

«Baia» viaje

Hace unos meses participamos en «El País con tu futuro», un evento para inspirar a las jóvenes generaciones acerca de su futuro profesional. Entre otras actividades que ya detallamos en este post, (más…)

!Suscríbete a nuestra newsletter!


Quiero recibir newsletters

«Baia» viaje
Innovación

«Baia» viaje

Hace unos meses participamos en «El País con tu futuro», un evento para inspirar a las jóvenes generaciones acerca de su futuro profesional. Entre otras actividades que ya detallamos en este post, organizamos un «Pasapalabra» con preguntas de ciencia y cultura general para los asistentes. Entre los equipos acertantes sorteamos un viaje a Leverkusen (Alemania), donde está la sede central de Bayer, para que pudieran conocer más a fondo nuestra compañía. Juan Miguel Benito, Alberto Blanco, Javier San Andrés y Alejandro Sanz, del IES Fortuny, de Madrid, fueron los ganadores. En este post nos cuentan sus impresiones del viaje.

Un día, una mañana, unos minutos, un concurso, veintisiete preguntas, veintisiete respuestas, un conjunto de circunstancias, ganas de comerse el mundo, una ilusión y un… “¿por qué no?”. Todo lo que un grupo de amigos necesitó para que una pequeña probabilidad se convirtiese en una bonita experiencia hecha realidad. Y… ¡rumbo a Bayer!

Qué sorpresas da la vida, un día en Madrid, dos en tierras germanas. Chucrut, salchichas, cerveza, Toni Kroos… Sin embargo, más allá de estos estereotipos, se encuentra un gran país, activamente participativo en cooperación internacional y uno de los más destacados de la Unión Europea. Pero lo que más nos concierne en este viaje es que se trata del seno de una de las más célebres empresas farmacéuticas conocidas a nivel planetario: Bayer. La que sería nuestra casa durante dos días increíbles. Una vez en el aeropuerto, el nerviosismo, la impaciencia y la ilusión se habían apoderado de nosotros. Sin embargo, pasadas dos horas y media, ya habíamos pisado suelo firme.

Entonces, sin perder un instante, nos dirigimos a uno de los edificios de Bayer, donde comimos con María José, nuestra orientadora; Sagrario, la profesora que nos había ilustrado en el mundo de la Química durante dos añitos; y, finalmente, con nuestra magnífica guía Isabel, que resolvió muchas de nuestras dudas sobre el funcionamiento del complejo. Tras esta agradable comida, nos adentramos en un jardín japonés que embellecía aún más la instalación, lugar donde nos replanteamos nuestro futuro como modelos tras las sesiones de fotos que nos hicieron nuestras tres geniales acompañantes.

ver más artículos

Centro de preferencias de privacidad

    Configuración de cookies

    gdpr [consent_types], gdpr [allowed_cookies], _ga, _gid, _gat_gtag_UA_118815779_1, _gat_gtag_UA_118815779_1