dcsimg
Un niño y un perro jugando en el campo

Vacaciones con mascotas: ¿En qué medio de transporte viajar? (1ª parte)

9 julio 2015

Falta muy poco para que muchos de vosotros colguéis el cartel de “Cerrado por vacaciones”. ¿Ya tenéis destino? Si os marcháis de vacaciones y tenéis mascota, antes de emprender el viaje es recomendable pensar en el medio de transporte que resultará más cómodo para ella y que a vosotros os aportará más tranquilidad. Os dejamos algunas recomendaciones.

Unos días antes, visita a tu veterinario de confianza. Es necesario que realice un chequeo rutinario al animal, lo desparasite externa e internamente, le actualice las vacunas, y os dé los consejos necesarios para pasar unos días de descanso sin problemas. Además, saldréis de la consulta con el certificado de salud de vuestro peludo amigo al día, un documento imprescindible si viajáis fuera. En ese caso, tened en cuenta la normativa de la Unión Europea sobre el traslado de mascotas.

  1. Coche: El vehículo propio es la forma más recomendable para viajar con un animal, ya que podréis vigilar su estado y él se sentirá más seguro entre la familia que en la bodega de carga de un medio de transporte extraño. Si nuestro peludo amigo no está acostumbrado al coche, será mejor darle largos paseos antes de la fecha de partida. En tal caso, también es conveniente que permanezca en ayunas unas 12 horas antes de marchar. Es importante recordar que está prohibido que el animal permanezca suelto en el habitáculo del coche.Si se trata de un perro pequeño o un gato, se recomienda que viaje en su transportín; si es de gran tamaño, hay que asegurarlos en el asiento opuesto al del conductor, procurando su mayor comodidad y sin inmovilizarlo. Lo que no se debe hacer es meterlo en el maletero ni dejarlo dentro del coche encerrado, ya que corre un alto riesgo de sufrir un golpe de calor, ni dejar que saque la cabeza por la ventanilla durante el trayecto.Se recomienda parar cada dos horas para que el animal haga sus necesidades; en el caso de los cachorros, el número de paradas será mayor. Estad atentos si veis a vuestro animal inquieto y tragando saliva constantemente, porque es un síntoma de que está mareado. En ese caso, habrá que parar de inmediato y dejarle salir del coche, siempre con precaución. Por último, sobre todo en esta época del año, el agua fresca es la compañera de viaje idónea para toda la familia y, por supuesto, también para la mascota, que debe beber con frecuencia.
  2. En autocar: A no ser que podáis llevar al animal junto a vosotros en su transportín, el autocar no es el medio más recomendable para viajar con un animal, al menos en verano, ya que probablemente deberá ir en la bodega y, con temperaturas elevadas, podría sufrir un golpe de calor.
  3. En tren: Es un medio recomendable para aquellos viajeros que tengáis un animal que pese menos de 10 kilos. Siempre deberá ir en el transportín y, en ocasiones, tendréis que comprarle un billete con tarifa especial (salvo los perros guía o de asistencia, que viajan siempre junto a su dueño y de forma gratuita). En la página web de Renfe facilitan toda la información para viajar con una mascota en tren.
  4. En avión: Para que vuestro fiel amigo sea aceptado en el avión, tendréis que presentar un certificado de salud y la cartilla de vacunaciones al día. También en este medio de transporte se prevén dos modalidades dependiendo del peso del animal: será aceptado como “equipaje de mano” y podrá viajar con vosotros en la cabina; o deberá ir en la bodega del avión. En la web de AENA ofrecen consejos para viajar con un animal en avión, aunque también es recomendable consultar las condiciones de cada aerolínea.
  5. En barco: Aunque este medio se permite visitar al animal en la bodega de carga, e incluso darle un paseo de vez en cuando, no resulta una opción muy cómoda para el animal, ya que el mareo está prácticamente asegurado.
  6. No obstante, si es el medio elegido, en el barco también os pedirán el certificado de salud y la cartilla de vacunaciones al día, que previamente os habrá dado el veterinario. Además, podrá recomendaros algún tipo de medicación para garantizar que el viaje sea lo menos desagradable posible para el animal.

Ya habéis elegido el destino y el medio en el que viajaréis con vuestro peludo amigo. Ahora sólo os falta preparar su equipaje, pero eso os lo contamos en el próximo post.

Bayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *