dcsimg
Verduras de primavera

Primavera, el momento de las verduras

8 junio 2016

Los alimentos de temporada son siempre una opción saludable, rica y más económica a la hora de hacer la compra. En el Blog de Bayer nos gusta dar cabida a los productos vegetales más representativos de cada estación. En post anteriores hablamos de los cítricos. Ahora ha llegado el momento de las verduras de primavera.

Alimentos frescos repletos de vitaminas, fibra y minerales, que alcanzan el momento idóneo para su consumo en esta época del año. Es el caso del calabacín, la remolacha, el tomate, el rábano, la lechuga, el ajo o el pimiento; verduras de temporada con un sabor especialmente intenso en esta estación, en la que, además, su consumo aporta a nuestro organismo multitud de nutrientes que no están presentes en igual medida en los alimentos que comemos fuera de su periodo natural de recolección.

El calabacín es una de las verduras estrella de la primavera. Muy recomendable para personas con estómagos delicados por su fácil digestión, tiene un alto contenido en fibra y pocas calorías. Es un ingrediente imprescindible para el pisto manchego, este alimento es muy utilizado también para la preparación de cremas o purés, así como para tortillas.

El tomate, por su parte, es rico en potasio y vitamina C. Con alto valor antioxidante, es un ingrediente ineludible para la preparación del gazpacho o el salmorejo y es ideal para las ensaladas, como ingrediente único o acompañando a la lechuga que, además, tiene un gran aporte de agua y es, por tanto, muy saciante.

Del mismo modo que el tomate, el rábano tiene un alto contenido en vitamina C, lo cual convierte a este alimento en una fuente de antioxidantes que ayuda a eliminar los residuos del organismo y a mantener la piel en un buen estado, ya que fomenta la creación de colágeno.

Uno de los tubérculos más consumidos en esta estación del año es la remolacha, una extraordinaria fuente de potasio que favorece el correcto funcionamiento neuromuscular y que aporta, al mismo tiempo, una gran cantidad de hierro. Podemos consumirla tanto cruda como cocida, en guarniciones, sopas y cremas.

Otra hortaliza, casi imprescindible en la cocina mediterránea, que alcanza en primavera su mejor momento, es el ajo. Con origen en Asia Central, este vegetal posee múltiples propiedades, en especial si se come en crudo. Su consumo supone un gran aporte para el organismo desde el punto de vista nutricional, ya que es rico en vitamina C, B6, calcio, hierro y fósforo. Su empleo como condimento es frecuente en la gastronomía española, en la que se usa como ingrediente del ajoblanco, el salmorejo o el gazpacho andaluz.

Al igual que ocurre con el ajo, el pimiento destaca por su alto contenido en vitamina C y vitamina B6. Este vegetal puede comerse en ensaladas, rellenos, a la plancha o al horno etc.

En cualquier caso, además de las verduras de temporada ya mencionadas, a principios de la estación todavía podremos encontrar verduras como la coliflor, la berenjena o el brócoli, amparadas en el frío que todavía estará presente hasta mitad primavera. Del mismo modo ocurre con el puerro, el repollo, el espárrago verde o la espinaca, que podremos disfrutar durante más tiempo, concretamente desde el comienzo de la primavera hasta comienzos de junio, momento en que las temperaturas comenzarán a subir más drásticamente impidiendo su cultivo.

Hasta entonces podremos disfrutar de la gran variedad de verduras que alcanzan su mejor momento en primavera, y que llegan a nuestros hogares para llenar la mesa de color, sabor y un gran aporte nutricional. Además, os dejamos unas recomendaciones para evitar desperdiciar alimentos y para darle una segunda vida a los restos de las frutas y verduras.

Bayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *