dcsimg
Consecuencias de la retinopatía diabética

Perder la visión, la mayor preocupación de las personas con diabetes

8 octubre 2015

Una complicación habitual de la diabetes es la retinopatía diabética, que constituye la causa principal de ceguera en adultos en edad laboral. Se estima que aproximadamente un tercio de los adultos con diabetes en todo el mundo, es decir, cerca de 93 millones de personas, presentan algún grado de esta enfermedad. De estos, unos 28 millones de personas experimentan problemas visuales a causa de la retinopatía diabética, y 21 han desarrollado edema macular diabético, una de las complicaciones visuales más graves asociadas a la diabetes.

La retinopatía diabética, el edema macular diabético, y la discapacidad visual que ocasionan, tienen un impacto significativo en el equilibrio psicológico, el bienestar y la calidad de vida de la persona afectada.

Así, el 40% de los pacientes con diabetes señala la pérdida de visión como el problema que más le preocupa, según la conclusiones del ·”Proyecto Barómetro de la Retinopatía Diabética”, puesto en marcha por un grupo de organizaciones internacionales, con el objetivo de evaluar la gestión clínica de la retinopatía diabética, así como las consecuencias sociales y económicas de la enfermedad. Sin embargo, según el estudio, esta preocupación no se traduce ni en una mayor formación al paciente con diabetes para prevenir la complicaciones visuales, ni en reconocimientos oftalmológicos periódicos y extendidos entre la población diabética. Sólo uno de cada cinco pacientes recibe formación para evitar problemas de visión.

Otros datos significativos que se desprenden del barómetro de la retinopatía diabética son:

  1. Ocho de cada diez pacientes están al tanto de los problemas visuales y la pérdida de visión como una de las mayores complicaciones de la diabetes, sin embargo una cuarta parte de ellos reconocen no estar haciendo todo lo posible por evitar la pérdida de visión.
  2. Más del 10% de las personas con diabetes nunca consultan con su médico los problemas visuales ocasionados por la enfermedad, y uno de cada seis solo trata el tema una vez se han presentado síntomas de retinopatía diabética.
  3. Más de una cuarta parte de los pacientes declaran no haber sido sometidos a exámenes oftalmológicos en los últimos dos años. Por su parte los oftalmólogos reconocen que, en casi dos terceras partes de los pacientes, las revisiones se realizan una vez que comienzan los problemas visuales.

El diagnóstico tardío de la retinopatía diabética es la principal barrera para conseguir unos buenos resultados del tratamiento, según la mayoría de los oftalmólogos entrevistados en este estudio.
Así las cosas, el mejor abordaje de las complicaciones visuales de la diabetes comienza por la prevención, a través de un buen control glucémico del paciente y de la revisiones oculares frecuentes para detectar la enfermedad a tiempo y poder tratarla de manera eficaz.

El Barómetro de la Retinopatía Diabética ha sido un proyecto de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB), la Federación Internacional del Envejecimiento (IFA), la Federación Internacional de la Diabetes (IDF), y la Academia de Medicina de Nueva York, que ha contado con el apoyo de Bayer.

Si queréis más información sobre salud ocular relacionada con la retina y la mácula, podéis visitar Salud y Retina.

Bayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *