dcsimg
Caminata solidaria Magic Line de San Juan de Dios

Nuevos modelos de solidaridad

10 julio 2017

“La solidaridad se fundamenta en el deber de cuidar y el derecho de ser cuidado”. Sobre este axioma intentamos construir el modelo de solidaridad en San Juan de Dios. Este es uno de los principios del Decálogo sobre la Solidaridad, elaborado por Begoña Román, profesora de Filosofía en la Universidad de Barcelona. Y remarco estas palabras para no olvidar que cuando hablamos de solidaridad, no estamos hablando de caridad ni filantropía, términos tantas veces confundidos en nuestra sociedad.

San Juan de Dios es una entidad solidaria ya desde sus inicios, cuando ya velaba por la dignidad de las personas a partir del trabajo de voluntarios y el soporte de colaboradores. Y hoy, más de 500 años después de su fundación, seguimos ofreciendo recursos y herramientas a aquellos que se encuentran en una situación vulnerable para que recuperen su autonomía.

Atendemos a personas en situación de sin hogar, con trastornos de salud mental,  discapacidad intelectual o en situación de dependencia y a la infancia que sufre alguna enfermedad, desde el valor de la hospitalidad y a partir de la doble mirada: la profesionalidad del servicio concertado y la misión del cuidar por encima de todo. Es por esto que contamos con casi 2.000 voluntarios y más de 25.000 socios, y un equipo de mas de 5.000 profesionales que nos permiten asegurar que somos una institución que vamos un paso más allá del servicio concertado.

En el desarrollo del ámbito solidario, queremos contar con el soporte del conjunto de la sociedad. En nuestro modelo es básico contar con una gran complicidad de personas, empresas y entidades que se acercan para ayudar, con un donativo económico, haciéndose socios, ofreciéndonos su tiempo y conocimientos… Pero nos gusta pensar que practicamos e impulsamos un modelo de solidaridad que implica tener conciencia, conocer para actuar, moverse y no quedarse en la parte más acomodaticia.

Por eso desarrollamos campañas como la Magic Line, donde más de 12.000 personas se movilizan durante cinco meses para ayudar a los demás, y lo hacen en equipo y sin competir. Hemos desarrollado programas de sensibilización como Escuela Amiga, que nos permite acercarnos a los más jóvenes para explicarles que existen otras realidades, muy invisibles pero muy reales y que todos podemos hacer algo para cambiarlas.

Sin querer rehuir el papel de las administraciones en la cobertura de las necesidades sociales, los agentes del tercer sector estamos emplazados a construir nuevos modelos de solidaridad,  convencidos de que la solidaridad es inherente a cualquier comunidad y debemos ofrecer canales adecuados a nuestro tiempo para ponerla en práctica. Pienso que una sociedad que cuida a los que sufren es una sociedad saludable. Y creo que casi todos preferimos vivir en entornos saludables, es decir, en entornos solidarios.

Oriol Bota

Comentarios

  1. Javier -

    Mucha ayuda en un mundo cada vez con más diferencias sociales es fundamental http://www.aceitecsb.es

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *