dcsimg
Imagen de un jardín en primavera

Los 5 síntomas de la alergia al polen

16 abril 2015

Cuando entramos en algún ascensor y suena el concierto número uno para violín y orquesta de las Cuatro Estaciones de Antonio Vivaldi enseguida reconocemos su melodía. Los alegres violines nos evocan la vitalidad de la primavera y nos llenan de energía. Sin embargo, la primavera no es para todos la época del año más ‘alegre’.

Durante los meses primaverales, la polinización provoca que un elevado número de partículas vegetales invisibles invadan la atmósfera y se depositen en el suelo. Entre ellas: gramíneas como el heno, el trigo o la cebada, numerosos árboles como olivos, alerces, cipreses, plataneros, arbustos… Para los alérgicos al polen se trata de una época del año especialmente incómoda.

Una de las alergias más comunes y que afecta a millones de personas es la rinitis alérgica. Se trata de una reacción alérgica de hipersensibilidad inmediata provocada por alérgenos aéreos. Los cinco síntomas más frecuentes de la alergia al polen son:

– Estornudos repetidos
– Congestión nasal
– Cefalea
– Abundante secreción de moco (rinorrea)
– Conjuntivitis

Según la Organización Mundial de la Alergia (WAO por sus siglas en inglés) hay cerca de 400 millones de personas que sufren rinitis alérgica y alrededor de 300 millones sufren asma, lo que supone un importante impacto social y económico. De hecho, la alergia respiratoria no solo está causada por el polen, otros alérgenos comunes son los ácaros del polvo doméstico, los hongos y el epitelio de animales, sobre todo de perros y gatos.

A pesar de su prevalencia, aún no hay una cura definitiva para la alergia respiratoria, aunque sí que es importante tener en cuenta algunos consejos. En primer lugar evitar ambientes cerrados o muy húmedos, incrementar la frecuencia de limpieza, no tender la ropa en el exterior, usar gafas de sol para evitar que los ojos entren en contacto con el polen, usar filtros antipolen en los aires acondicionados, tanto domésticos como en el automóvil y, sobre todo, no realizar actividades cerca de los alérgenos. Además, puede ser conveniente visitar la web polenes.com dónde puedes conocer el recuento de pólenes según tu ubicación geográfica.

Si a pesar de todo eso, la alergia te sigue incomodando, puedes consultar con tu médico o farmacéutico para que te asesore a la hora de escoger el tratamiento farmacológico más adecuado.

Bayer

Comentarios

  1. Buen reporjate, me ha gustado bastante, es lo que andaba buscando. Pienso lo mismo y lo has expresado muy bien. Un saludo !Besos!

  2. MasterBlog -

    ¡Muchas gracias, Isabel!

  3. Lo veo de la misma manera. Por cierto, me ha gustado mucho vuestra página web, seguid asi.

  4. MasterBlog -

    ¡Gracias, Bernardo!

  5. MasterBlog -

    ¡Gracias, Manolo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *