dcsimg
blogbayer_mariam-corbi-presidenta-de-avamfar

“La mujer es fundamental en la economía rural”

8 marzo 2017

Solemos relacionar la agricultura y el mundo rural con un sector masculinizado , sin embargo el papel de las mujeres en el sector agrícola es, a día de hoy, fundamental e indispensable para su supervivencia.

Marian Corbí Copovi, Presidenta de la Asociación Valenciana de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AVAMFAR) que defiende y promueve el papel de la mujer y la familia en el ámbito rural, nos explica la función de las mujeres tanto desde el punto de vista económico como social, cultural y medioambiental.

En 2015, según la Encuesta de Población Activa, sólo un 23% de la población dedicada a la agricultura, silvicultura, ganadería o pesca eran mujeres. ¿Cómo valora esta cifra?
Efectivamente, sigue siendo una cifra baja, pero lo cierto es que cada vez hay más mujeres responsables de explotaciones agrarias y cooperativas que deciden dar el paso y dirigir un tipo de empresas en un sector tan complejo y con tanto protagonismo del hombre como es el primario.

¿Cuál es el papel actual de la mujer en el sector agrícola?
Es importante destacar la función de las mujeres en el sector agrícola porque contribuyen de una forma muy activa a la vertebración y mantenimiento del medio rural. Su trabajo es esencial tanto desde el punto de vista económico como social, cultural y medioambiental: ayudan o incluso dirigen ellas mismas las explotaciones agrarias; cuidan de los mayores, nietos y personas dependientes o con discapacidad, y mantienen nuestras tradiciones y valores culturales. No se entiende el sector y el medio rural sin las mujeres, aunque ese papel no siempre goza de la suficiente visibilidad.

¿Se encuentran las mujeres en igualdad de condiciones a la hora de acceder al mundo rural?
El medio rural tiene sus ventajas y desventajas. Quienes decidimos vivir en un pueblo nos enfrentamos a una serie de deficiencias económicas, sociales y culturales muy diferentes a las de las ciudades.

¿Consideras que las instituciones españolas son sensibles a la situación de la mujer en el campo?
Con el tiempo, y a través de la labor de asociaciones de mujeres rurales como la que presido en Valencia, tanto la sociedad como las instituciones y los medios de comunicación están tomando conciencia de cuál es nuestro papel en el medio rural y la importancia de potenciarlo.

El gobierno español elaboró un Plan para la promoción de las mujeres del medio rural (2015-2018). ¿Ha mejorado la situación de la mujer desde entonces?
El gobierno impulsa planes dirigidos a las mujeres, pero somos nosotras quienes debemos convertir esos planes en realidades y dar valor a nuestra participación en la estructura social de nuestros pueblos y comarcas.

¿Cuáles son los principales objetivos de AVAMFAR de cara al futuro?
Nuestro principal reto es lograr una vida digna en el medio rural. Para ello es necesario que los agricultores y ganaderos puedan vivir dignamente de su trabajo, que reciban precios justos por sus productos. Además, nos preocupa la despoblación, ya que nuestros hijos se ven obligados a abandonar el pueblo porque no ven futuro, lo que provoca el envejecimiento de la población rural, el abandono de tierras y el consiguiente problema medioambiental. Si bien las mujeres estamos accediendo a complementar nuestras rentas con un nuevo tipo de negocio, como son las empresas destinadas al turismo rural, si no evitamos el deterioro de nuestro paisaje tendremos problemas para mantener estas actividades.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la mujer en el sector agrario?
Los principales retos son los mismos que tiene cualquier agricultor: saber adaptarnos a las diferentes normativas que desde Europa marcan al sector agrario, el acceso a las nuevas tecnologías y la formación y especialización del sector.

En su opinión, las mejoras que está introduciendo la tecnología en la digitalización del sector agrario frente al trabajo manual de antaño ¿pueden ayudar a una mayor incorporación de la mujer al campo?
Las nuevas tecnologías que se están introduciendo en el sector agrario ayudan y facilitan el trabajo en el campo. Todos estamos aprendiendo a manejarnos con ellas, pero creo que no son el principal condicionante para que las mujeres se incorporen a la agricultura. Como en cualquier tipo de empresa, es necesario tener conocimientos y hacer uso de nuevas herramientas que faciliten el trabajo, pero lo más imprescindible es mejorar la rentabilidad.

Bayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *