dcsimg
Una doctora observa la radiografía del cerebro de un paciente

El lado más curioso de la radiología

8 noviembre 2016

El 8 de noviembre, fecha en la que se celebra el Día Mundial de la Radiología (IDoR, por sus siglas en inglés), es una fecha señalada en la historia de la ciencia y para conmemorarla hemos querido mostrar una cara poco conocida del diagnóstico por imagen.

A Wilhelm Röntgen se le atribuye el descubrimiento de los rayos X en el año 1895, y suya fue también la primera radiografía, que mostraba la mano de su esposa, quien se sorprendió tanto al ver el resultado, que se negó a volver a participar en los experimentos de su marido por resultarle una experiencia premonitoria de la muerte. Por este descubrimiento recibió el premio Nobel en 1901. Como curiosidad, Röntgen rechazó, por razones éticas, registrar cualquier patente relacionada con los rayos X. Otro dato curioso de la primera imagen radiológica fue que a sólo un año de su impresión, casi 50 libros y más de 1.000 artículos científicos de la especialidad ya contaban con esta novedosa ilustración.

Una de las mayores impulsoras de la expansión de la radiología fue Marie Curie, científica pionera en el estudio de las radiaciones y doble premio Nobel, quien durante la I Guerra Mundial se las ingenió para instalar un aparato de rayos X en un camión Renault y sentar así las bases de las unidades móviles. Al mando de 20 Petit Curie, como se les llamaba a estos coches, esta física y Directora del Servicio de Radiología de la Cruz Roja, llevó la radiología al frente de batalla, formó a médicos y soldados estadounidenses en materia de radioactividad, y propició la instalación de 200 equipos fijos en salas de radiología. Al final de la guerra, más de un millón de heridos habían pasado por estas instalaciones.

¿Adivináis quién fue el autor de la primera radiografía realizada en España? Se trata del físico Eduardo Fontseré y Riba, un barcelonés que el 6 de febrero de 1.896 –tres meses después del descubrimiento de los rayos X-, registró la apariencia de una mano humana con una moneda de 10 céntimos, una imagen radiológica que tomó siete minutos de exposición, en vez de los 20 minutos empleados por el pionero Röntgen.

A Fontseré le siguió Tomás Escriche Mieg, quien cuatro días más tarde realizó otra serie de radiografías, y César Comas y Llaberia, el primer médico especializado en electrorradiología, a quien también se le atribuye haber realizado la primera radiografía con fines diagnósticos en España, para identificar un cuerpo extraño en los pies de un niño.

También de origen español es el término radiografía, que fue propuesto como sustituto de las palabras fotografía y electrofotografía, utilizadas en 1896 para referirse a las imágenes resultantes de la exposición a rayos X. El cerebro detrás de este ingenioso cambio no es otro que el del doctor Antonio Espina y Capo, quien también fue el autor del primer artículo médico que se publicó en el país sobre radiología.

Bayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *