dcsimg
Pareja comprando fruta y verdura en un supermercado

Alimentos inocuos, una responsabilidad compartida por todos

7 abril 2015

Comer es una necesidad humana, y también un placer. Los alimentos, además de aportarnos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, aportan sabor y color a nuestras vidas. Una buena alimentación nos ayuda a estar bien y sentirnos felices, por eso es tan importante que sean sanos e inocuos. Y es que, según la OMS, la comida insalubre está detrás de unos 2 millones de muertes al año. La presencia de virus, parásitos, bacterias o determinadas sustancias pueden causar hasta 200 enfermedades distintas, algunas muy graves.

Reforzar los sistemas que velan por que los alimentos que llegan a la mesa de las personas sean inocuos es una misión que debe ser compartida por todos los eslabones que forman parte de la cadena de alimentación: agricultores, productores, distribuidores, comerciantes y consumidores. Para recordarlo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dedicado este martes, 7 de abril, Día Mundial de la Salud, a la Inocuidad de los Alimentos en todos los países.

De esta forma, la Organización Mundial de la Salud quiere fomentar aquellas medidas que tienen como objetivo mejorar la salubridad de los alimentos, desde el campo hasta la mesa. Una tarea en la que Bayer lleva ya 10 años involucrada, desde que puso en marcha el proyecto Food Chain Partnership, una iniciativa pionera en aquel momento y que buscaba armonizar las necesidades de agricultores, distribuidores y consumidores para conseguir frutas y verduras sanas, seguras y asequibles. En estos 10 años, más de 230 proyectos en todo el mundo se han sumado a esta iniciativa, y de ellos, más de 100 están en España, como es el caso de Cítricos Bollo.

Los agricultores adheridos a este proyecto cuentan con el soporte necesario para cultivar sus fincas de una forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente, cumpliendo con los requisitos más exigentes de los supermercados.

Para los supermercados, esta colaboración es una garantía a la altura de las certificaciones internacionales más exigentes, de que los cultivos que los agricultores comercializan cumplen con los requerimientos de sus clientes, pues las frutas y verduras producidas bajo el paraguas de esta iniciativa cuentan con la confianza del consumidor europeo más exigente y son un aval de que los fitosanitarios utilizados han sido los mínimos necesarios.

Bayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *